Alumnos de la UNAM reciben primer lugar en el certamen internacional de ingeniería petrolera

Dirección General de Comunicación Social de la UNAM - Redacción Petroquimex

Alumnos de la UNAM reciben primer lugar en el certamen internacional de ingeniería petrolera

Compartir

02 de Octubre de 2018

La obtención del tricampeonato en el certamen PetroBowl Internacional 2018 que organiza la Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE por sus siglas en inglés) es una muestra del nivel que ocupa la carrera de Ingeniería Petrolera de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (FI-UNAM), cuyos estudiantes son capaces de ganar a universidades de todo el mundo, afirmó el asesor académico del equipo campeón, Fernando Samaniego Verduzco.

El equipo de Ingeniería Petrolera de esta casa de estudios —que se renueva anualmente— es el número uno hasta el año que entra y para conservar ese puesto, comenzarán a trabajar con el propósito de contender en la competencia regional, correspondiente a Norteamérica en febrero próximo y después en la final, en Calgary, a finales de septiembre de 2019.

Samaniego Verduzco subrayó que este certamen inició en Estados Unidos en 2002, pero fue hasta 2010 cuando comenzó a existir la participación de universidades extranjeras. En su primera intervención, la FI-UNAM obtuvo el noveno lugar, luego en 2012 ascendió al segundo lugar y en 2015 al primero, sitial de honor que se repitió en 2017 y 2018.

Otra distinción que se otorga es la del “jugador más valioso” (aquel que contesta más preguntas) y que 2012 y 2015 también fue para la UNAM. “Somos la única universidad que tiene este logro”. Fernando Samaniego agradeció tanto a los patrocinadores de los viajes de la escuadra universitaria como a los entrenadores (estudiantes del año anterior) que colaboran en la preparación de los nuevos participantes.

Marcos Emiliano López, capitán del equipo, expuso que no hay fórmulas mágicas para ganar. “Sólo es estudio y práctica”. Este ciclo concluye con el concurso, consistente en competir durante ocho minutos en una ronda. “Todo lo que estudiaste en un año se resume a eso”. En la contienda se responden preguntas sobre temas como exploración, producción, perforación, fluidos, registros, evaluación de la formación, caracterización del yacimiento, tuberías, almacenamiento y refinación.

Muchos de los estudiantes que compiten, sobre todo de las universidades estadounidenses, son alumnos de posgrado, maestría y doctorado. “Cuando decimos que somos de licenciatura se sorprenden mucho. La experiencia más grande es portar con orgullo el escudo de la UNAM y de la Facultad de Ingeniería”, relató el capitán.

Por su parte, Noé Hernández, integrante del equipo, comentó que en el concurso también responden preguntas de historia, economía global y geopolítica; “es una combinación de conocimientos integrales”. Relató la importancia de respaldarse mutuamente y prepararse día con día para jugar una ronda en la que pueden quedar fuera o seguir avanzando. “Es indescriptible el hecho de gritar un ‘goya’ en otro país y demostrar al mundo que en nuestra universidad hay buenos ingenieros petroleros. “La UNAM no le está fallando a México”.

Otro integrante más, Óscar Pérez, recordó que antes de la gran final se enfrentaron a universidades de Indonesia, Arabia Saudita, Estados Unidos y Brasil; y en la ronda final fueron contra la Universidad del Estado de Louisiana con un marcador de 274 a 96 puntos. “Así resultamos campeones”.

Aarón Guadalupe Téllez, también del equipo, describió que la sensación de representar a esta casa de estudios y ganar es única. “Me gusta pensar que se demostró que nuestro triunfo no es suerte, ni la fortuna de estar en el momento correcto con las preguntas correctas, sino trabajo duro que da resultados, y así nos sostendremos. Me siento muy orgulloso”.

Mientras tanto, Enrique Leal calificó como una experiencia única representar a la UNAM a nivel internacional. “Es agradable que las otras instituciones sepan que la UNAM es de las mejores en ingeniería petrolera. Estudiar de 10 a 12 horas al día tiene recompensas”.

Por último, Juan Carlos León señaló que la experiencia del Petrobowl ha sido satisfactoria, porque “los compañeros te enseñan nuevas cosas y te motivan a estudiar. Ganar es importante para que el equipo del próximo año trabaje fuerte y siga haciendo la diferencia”.