Alumnos y profesores de la UAM desarrollan proyectos de energía limpia

Dirección de Comunicación Social de la UAM / Redacción Petroquimex

Alumnos y profesores de la UAM desarrollan proyectos de energía limpia

Compartir    

02 de Enero de 2019

Tres proyectos de la de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco (UAM-A) y uno de la sede Cuajimalpa (UAM-C), que tienen como fin proporcionar energía limpia y más económica a lugares marginados, fueron seleccionados para participar en el Cohorte 2018 del Nodo Binacional de Innovación en Energía (Nobi).

Esta iniciativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Fundación Nacional de las Ciencias de Estados Unidos (NSF por sus siglas en inglés), tiene el propósito de capacitar a grupos de investigadores y emprendedores, en la exploración del mercado para promover las tecnologías que se desarrollan en Instituciones de Educación Superior (IES) o centros públicos de investigación de México.

Generación de energía biofotovoltaica con vegetación. Luminiscencia: energía para todos. Infinity H2 y Generación de energía hidro-eléctrica, a partir de captación de agua de lluvia en el contexto del nexo agua-alimentación-energía; son parte de los 23 proyectos de las IES a las que, equipos interdisciplinarios y especializados, capacitaron para desarrollar el sector energético con base en el programa Cuerpos de innovación (i-Corps por sus siglas en inglés) de la NSF.

El primer trabajo se trata de paneles de energía generada por vegetación, los cuales, primero se colocarán en invernaderos medianos porque para su funcionamiento, aún se requiere de grandes volúmenes de vegetación. Sin embargo, Daniel Olguín Gómez, Javier Villalobos Camacho y Diego Jair Aguilera Martínez continúan trabajando para utilizar menor cantidad de plantas y que en los lugares donde se instalen la autonomía energética sea completa.

La aportación del segundo grupo, conformado por Jairo David Morales González y Edgar Bermejo García, estriba en un conjunto, o kit, de ventanas, domos y puertas que durante el día se cargan con energía solar pero por la noche producen luz fría y energía eléctrica, con el propósito de reducir costos y brindar energía a zonas marginadas.

El tercero, de Margarita González Brambila y Ricardo Montoya González, consiste en desarrollar plantas de energía eléctrica a partir de hidrógeno, con miras a satisfacer las necesidades de la industria y abatir las elevadas tarifas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Finalmente, el cuarto busca aprovechar el agua de lluvia en zonas habitacionales con el fin de generar electricidad a través de una microturbina. Flor Yunuén García Becerra y Victoria Hinojosa Zuani proponen que, ante la escasez y los cortes en el suministro de agua, este avance también contribuya a la recolección de agua.

Al NoBI-Energía convocaron: el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (Ineel), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Panamericana (UP).

El modelo pretende que la tecnología que se origina en instituciones educativas públicas, se transfiera y utilice en la solución de problemáticas reales.

El programa i-Corps consiste en capacitar a equipos interdisciplinarios en cuanto a la comercialización de tecnologías y se centra en el descubrimiento del cliente o customer discovery, donde cada equipo realiza entrevistas con clientes potenciales a fin de entender mejor las necesidades del mercado, con el objetivo de que al término de las siete semanas que duran las sesiones, los equipos adquieran las habilidades y conocimientos necesarios para comercializar su tecnología y que sus próximas investigaciones estén dirigidas a un mercado más específico.