AMLO asegura que la investigación de Coldwell y Ochoa Reza es parte de caso Lozoya

Marisa Miranda / Redacción Petroquimex

AMLO asegura que la investigación de Coldwell y Ochoa Reza es parte de caso Lozoya

Compartir    

06 de Agosto de 2020

En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la investigación sobre el caso de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), seguirá su curso para determinar la participación de los responsables en la compra irregular de la planta de fertilizantes Agronitrogenados, así como “para recuperar todo lo que se pueda de lo que se robaron, para devolverle al pueblo lo robado”, dijo el mandatario.

Luego de que se diera a conocer que la Fiscalía General de la República investigará a los miembros del Consejo de Administración de Pemex, Pedro Joaquín Coldwell y Enrique Ochoa Reza, secretario de Energía y subsecretario de Hidrocarburos, respectivamente, durante el mandato de Enrique Peña Nieto; el presidente afirmó que es parte del “proceso de informe” de Lozoya Austin.

Como ha hecho en reiteradas ocasiones, este jueves el mandatario calificó a Lozoya como un “testigo de primera”, que ayudará a la actual administración a alcanzar su objetivo de transparencia y cero corrupción, en beneficio de los mexicanos.

El presidente también aseguró que, el hecho de que Emilio Lozoya haya sido director de Pemex y parte del Consejo de Administración, es útil para conocer los detalles sobre la aprobación de la compra de la planta Agronitrogenados. Es decir, con su declaración, quedará en evidencia la participación de otros miembros del Consejo que votaron a favor y en contra de esta acción, y los motivos que tuvieron para tomar esa decisión.

Sin embargo, López Obrador también criticó la participación de “ciudadanos aparentemente independientes” dentro de los Consejos de Administración en empresas públicas, para beneficio de altos funcionarios. Asimismo, afirmó que durante “el periodo neoliberal”, los empresarios y funcionarios públicos estaban inmersos en asociaciones delictuosas.

De la misma forma, culpó a los empresarios “de antes” de “traficantes de influencias, que no tenían ni siquiera especialidad, conocimiento, pero tenían agarraderas y relaciones”.

Finalmente, el mandatario aseguró que el trato de testigo protegido a Lozoya Austin, no es más que parte del proceso para transparentar los actos delictivos cometidos en la administración pasada. De esta forma, concluyó, las declaraciones e informes de Lozoya son una pieza del castigo judicial que establece la ley.