AMLO aseguró que integrantes de la CRE no piden “moche”

El Economista

AMLO aseguró que integrantes de la CRE no piden “moche”

Compartir    

14 de Septiembre de 2021

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que integrantes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), principalmente la comisionada Guadalupe Escalante Benítez, soliciten “moches” a cambio de agilizar trámites para la operación de gasolineras.

Informes periodísticos publicados esta semana dieron a conocer que personal de la CRE pide "cooperaciones" para la entrega de permisos para gasolineras y agilizar trámites. Esa información señaló que en 2020 se presentó una denuncia ante la CRE, en donde se acusó que la comisionada Guadalupe Escalante, su jefe de oficina, David Daniel Elvira, el jefe de la unidad de Hidrocarburos, Gustavo Sánchez Lugo, entre otros, recibieron pagos por pasar las solicitudes de posibles permisionarios al pleno del órgano regulador para su aprobación. Cabe destacar que Guadalupe Escalante fue propuesta al Senado por el presidente López Obrador.

Al respecto, durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el presidente López Obrador defendió a los integrantes de la CRE, y negó que exista corrupción en el organismo.

“Yo creo que los consejeros de la CRE son gente honesta, serias, responsables. Se pudo cambiar a los miembros del consejo y todos, mujeres y hombres, son íntegros, son honestos. Puedo estar tranquilo, sé que no hay corrupción en la CRE, que no hay moches.”

“Anteriormente había un problema ahí, y en todos estos organismos, mucha corrupción, empezando por la decisión que tomaron cuando se llevó a cabo la reforma energética de entregar concesiones a diestra y siniestra, permisos de importación para la instalación de gasolineras, para la introducción de combustibles. Un desorden”, sostuvo.

El 3 de junio del 2019, el entonces presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, renunció al cargo luego de difundirse que era investigado por posible conflicto de interés, ya que el hermano de su esposa, Mario Barreiro Castellanos, y el primo de su esposa, Santiago García Castellanos, trabajan para dos empresas de energía eólica y de gas natural.

Luego de esa renuncia, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó haber intervenido para la dimisión, aunque destacó que todo aquel que no esté de acuerdo con la transformación que emprende, por conciencia, debiera separarse del cargo.

En ese marco, López Obrador afirmó el lunes 13 de septiembre que al inicio de su gobierno optó por no cancelar los contratos de privados para la generación de energía.

“Por eso tomé la decisión desde el principio. No se cancela ningún contrato porque son tan chuecos que hasta me iban a echar a mí la culpa de que si no invertían eran porque yo no los apoyaba o no les permitía que invirtieran o les cancelaba sus contratos, dije: No, todo el apoyo.”

“Pero han pasado cinco años y de esos 3 millones de barriles diarios ¿saben cuántos están extrayendo? 20,000 barriles diarios, de 3 millones que ofrecieron. ¿No es un fraude?, ¿no mintieron? Y todos los medios de información apoyando la llamada reforma energética”, argumentó.

Pide investigar si hubo “moche” en Durango

El primer mandatario se pronunció por investigar si hubo “moche” a legisladores del Congreso de Durango que aprobaron un crédito para refinanciamiento de la deuda pública estatal.

“En el caso de Durango, investigar por qué votaron a favor del incremento de la deuda, si hay justificación sobre esto. Es importante saber en qué se va a usar el dinero.”

“Históricamente se cuidaba, porque así lo establece la Constitución, que todo lo que significaba deuda tenía que destinarse a inversión, a obras y a programas que pudieran ser auditados, por eso era relativamente fácil saber cómo se habían endeudado los gobiernos”, planteó.

“Se tiene que saber con qué propósito se solicitó esa deuda, que puede ser para obras en beneficio de Durango y entonces no está mal. Si no tiene recursos suficientes el gobierno del estado, puede recurrirse a la deuda; desde luego, si tienen posibilidad de pagar, si hay para pagar intereses, el servicio de la deuda, se puede, y si es para obras, para cuestiones en beneficio del pueblo, a veces son deudas de corto plazo que se contraen mientras llegan las participaciones federales y se pagan, hay que ver qué tipo de deuda”, añadió.

El titular del Ejecutivo federal reiteró que, en anteriores Legislaturas en la Cámara de Diputados, los diputados recibían moches a cambio de gestionar y votar en favor de recursos a los estados y municipios.

“Lo que también no debe de permitirse y se puso de moda durante el periodo neoliberal es de que se endeudaban los estados para tener recursos; pero, además, del pago de intereses se tenía que entregar una cantidad de esa deuda a los partidos que votaban para que se aprobara la deuda, había moches”, afirmó.