Balance financiero de Pemex en 2018 se espera positivo

Gerencia de Comunicación Corporativa de Petróleos Mexicanos / Redacción Petroquimex

Balance financiero de Pemex en 2018 se espera positivo

Compartir

13 de Septiembre de 2018

La empresa Petróleos Mexicanos informó que, en cumplimiento con su Plan de Negocios 2017-2021, estima fortalecer sus indicadores económicos al mejorar su balance financiero 2018, respecto a la meta aprobada por el Congreso de la Unión en 2017, además de reducir su ritmo de endeudamiento.

Lo anterior, gracias a un entorno económico favorable de la industria petrolera y debido a una serie de estrategias operativas y comerciales en distintas líneas de negocio.

Como resultado de los esfuerzos realizados en los últimos meses, Pemex ha instrumentado medidas que, en conjunto, podrían generar eficiencias en el gasto, así como ingresos adicionales que mejorarían su déficit en 30 mil millones de pesos.

El balance financiero de Pemex al cierre de 2018 se estima en un déficit de 49 mil 414 millones de pesos, lo que representa una mejora respecto al déficit de 79 mil 414 millones de pesos aprobado como meta para 2018. Dicha estimación mantiene una trayectoria decreciente de los déficits de 2016 —101 mil 660 millones de pesos— y 2017 —93 mil 741 millones de pesos—.

Entre las iniciativas implementadas que contribuirán a mejorar el balance financiero destacan: el enfoque integral y de rentabilidad en la administración económica de Pemex y sus filiales; una mejora gradual en la productividad del Sistema Nacional de Refinación a partir del segundo semestre, derivado de mayor mantenimiento a las refinerías; la desinversión en activos no estratégicos e ingresos adicionales por la comercialización de información exploratoria.

A lo anterior se suman mejoras administrativas implementadas en 2016, al igual que la disciplina y eficiencia en el gasto; consecuencia de una operación alineada a las prácticas internacionales.

Pemex continuará dando a conocer información que sea relevante para la comunidad inversionista, clientes, socios, proveedores, contratistas, reguladores y público en general. A la vez que seguirá analizando y desarrollando acciones encaminadas a la disminución progresiva del ritmo de endeudamiento y a la mejora continua de su competitividad.